domingo, 20 de diciembre de 2009

LOS SIETE SABERES DE EDGAR MORIN

LOS SIETE SABERES DE EDGAR MORÍN

Edgar Morín, sociólogo e investigador francés, plantea los saberes fundamentales que se deben tener en cuenta para una educación para el futuro y así posean las característica de ser relevantes y significativos.

Los siete saberes esbozados por Morín los desarrollamos brevemente:

1. LA CEGUERA DEL CONOCIMIENTO

El conocimiento está basado en nuestros sentidos, percepciones y representaciones. Uno de ellos, el más importante, el ojo, es la fuente de ingreso del conocimiento a nuestro cerebro. Pero nuestro cerebro tiene modelos mentales basados en la cultura en la que nos desarrollamos, nuestras creencias y expresiones de vida. El error y la ilusión del conocimiento están entonces dentro de nuestra existencia humana que desarrolla nuestra conciencia social. Cada quien piensa como vive y se proyecta en base a esa realidad, que no siempre se refleja en nuestra mente libre de prejuicios, afectos o desafectos, es decir de ruidos del entorno. Es necesario entender cómo se produce el conocimiento libre de nuestra mente y sus ideas; y de ellas sobre nuestra mente. La educación del futuro debe enseñar al estudiantado a detectar y subsanar los errores del conocimiento (propio y externo) y a convivir con sus ideas.

2. EL CONOCIMIENTO PERTINENTE

La pertinencia del conocimiento debe enmarcarse en el entendimiento del contexto (De dónde se genera el mismo y lo que se entiende de ese producto), de lo global (Entendimiento que el todo no se puede conocer sin sus partes y a su vez, las partes contienen las propiedades del todo), lo multidimensional (Cada parte puede conocerse aisladamente, como un sub - todo en sí mismo), la complejidad (Unidad en entre la unidad y complejidad del todo y sus partes). La educación debe desarrollar una Inteligencia general que visualice la multidimensionalidad y la complejidad en un contexto global del conocimiento.

3. ENSEÑAR LA CONDICIÓN HUMANA

El hombre como ser humano debe entender su origen; parte de la tierra, emergiendo como producto fundamental de la evolución, siendo en sí mismo producto de unidad en la diversidad.
El ser humano es parte del universo y separado del mismo. Se desarrolla en el contexto cerebro – mente – cultura (Desarrollo de habilidades, pensamientos y estructura de conocimientos sociales), razón – afecto – impulso (producto del neocórtex – intelecto –, hipocampo – emociones, afectividad –; y, encéfalo – impulsividad, agresividad, instintos –) e individuo – sociedad – especie (Persona, producto de personas en la procreación, relación de personas y su producto en la sociedad y los individuos entre sí). La educación debe mostrar el destino individual, social y de especie dela humanidad en su relación con la tierra.

4. ENSEÑAR LA IDENTIDAD TERRENAL

Luego de la separación del ser humano por su subsistencia vital, este se disgregó en el planeta, haciendo su relación compleja entre sí. Las distancias surgidas por lugares geográficos, por razas, por factores económicos, políticos, ideológicos y culturales, han disgregado a la raza humana, a la raza cósmica de Vasconcelos. Como seres humanos debemos entender que el fin nuestro es la de estar aquí, todos en armonía con la naturaleza y entre todos los seres vivos.
El fin de la educación es buscar la conciencia antropológica, ecológica, cívica y espiritual de cada individuo, de la sociedad, de la raza humana. El enseñar a vivir en unidad en la diversidad es el inicio de esta búsqueda.

5. ENFRENTAR LAS INCERTIDUMBRES

Las certezas de las civilizaciones y de la ciencia se basan en conocimientos cíclicos que los construyen en la idea de preservarse a sí mismas. Más, los cambios de época son parte del cambio de paradigmas y del surgimiento de nuevas civilizaciones necesarias para dichos procesos.
El papel de la educación debe centrarse en desarrollar duda en la certeza y rápidas adaptaciones a las nuevas situaciones producidas en el mismo individuo, su sociedad y su núcleo paradigmático, con creatividad, acertividad y pertinencia.

6. ENSEÑAR LA COMPRENSIÓN

La comprensión no debe reducirse a la comprensión intelectual y a la comprensión humana aislada. Es más bien la comprensión de los individuos entre sí y de sus sociedades lo que se debe enseñar en los procesos formativos.
Es necesario una comprensión empática hacia los demás (activar nuestro wi - fi neural a decir de Daniel Goleman en su libro “La inteligencia social”) y el respeto a las ideas diferentes, siempre en el plano de lo ético dentro de la raza humana. Lo ético basado en principios fundamentales de vida, eliminando egocentrismos, sociocentrismos y etnocentrismos. La creación de la democracia abierta es lo fundamental dentro de la enseñanza de la comprensión.

7. LA ÉTICA DEL GÉNERO HUMANO

La construcción de una antropoética que ayude a la relación individuo – sociedad – especie, es la posibilidad de la construcción de democracia abierta. La construcción de democracia abierta implica la construcción de la ciudadanía global en la cual la misma se ayude, desarrolle, auto – regule y controle. La educación requiere crear una humanidad más humana, en busca de una democracia abierta, que cuide la tierra patria, ciudad de los ciudadanos del mundo.

CONCLUSIÓN

“Los siete saberes” de Edgar Morín es un tratado que implica el desarrollo de una nueva currícula que tome en cuenta a los individuos, sus sociedades y su especie en la búsqueda de la construcción de una democracia abierta, global, que trabaje empáticamente, respetando las ideas, principios y valores fundamentales de la humanidad, siguiendo el camino de la hominización hacia una sociedad más humana.

En educación, esto es factible por la recreación de la sociedad global en micro – sociedades áulicas que permitan ejercitar procesos democráticos, humanos, ciudadanos.

EDUCACION CIUDADANA

EDUCACION CIUDADANA
Seminario Taller "Técnicas Activas que Potencializan el Aprendizaje", Cumandá, Chimborazo, Ecuador, Octubre de 2006

¡HOLA COMPAÑEROS Y COMPAÑERAS...!

Gracias por visitar mi blog.

La finalidad de este, es para poder compartir algunas experiencias realizadas por mi accionar como maestro de educación básica, bachillerato, universidad, capacitación docente ; y, hoy Supervisor Provincial de Educación de mi país Ecuador.

Espero comunicarme permanentemente con ustedes.